NOTICIAS

  • Un año después del inicio de la pandemia, la Selección femenina vivió el aplazamiento olímpico como una "oportunidad" y se ve "preparada para algo grande".

    Las Marías (López y Tost) de la Selección española de hockey vivían en Madrid y Barcelona respectivamente cuando el 14 de marzo de 2020 se toparon con una pandemia que, semanas después, desembocaba en la cancelación de los Juegos Olímpicos. “Me vine para Asturias y la suspensión de Tokio fue una enorme decepción”, explica López, la defensa que levanta títulos en el Club de Campo. “Al inicio fue una catástrofe”, añade Tost, de Terrassa, que no pudo vivir la dulce experiencia en Río 2016.

    “Mi familia me decía que me centrara. Recuerdo alguna charla con Alejandro Blanco en la que nos comentaba que los Juegos se acabarían celebrando, que no nos preocupáramos. Eso me tranquilizó”, soslaya López, mientras que Tost pasó la cuarentena con su familia: "Ahí encontré el apoyo. Pero la debilidad se convirtió en virtud, una de las especialidades del gurú escocés Adrian Lock: “Siempre saca algo positivo de los problemas”.

    Enlace: as.com
Patrocinadores OSAKA HOCKEY

mariatost.weboficial.net usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×